trasplantes de corazon-trasplantes de personalidad.


 Convertirse en un donante de órganos es una gran manera de ayudar a una persona en caso de su muerte. Un estudio ha demostrado, sin embargo, que a veces los receptores de donativos asumen ciertas características o rasgos de la personalidad del donante, un fenómeno para el  que los investigadores  no tienen explicacion.

Paul Pearsall, un neuropsicólogo, , da una idea de su creencia de que el corazón físico contiene en su interior los recuerdos que pertenecen a su persona. Parte de la investigación de  Pearsall  incluyó el seguimiento de varios casos de la vida real de los receptores de trasplante de corazón que misteriosamente  habian heredado algunos de los rasgos de los donantes. En un caso, un hombre de habla española comenzó a usar palabras que no habían utilizado antes de su trasplante. Recibió el corazón de un hombre llamado David, que había muerto en un accidente de coche.la  Mujer de David, Glenda, cuando se reunió con  el destinatario del corazón de su marido por primera vez, utilizó la palabra “Copacetic” para describir la situación. La madre del destinatario rápidamente respondió que su hijo había comenzado a usar esa palabra por primera vez y que no tenía ni siquiera un equivalente en español, lo que indica que había adoptado la palabra de David. el destinatario, que había sido antes un vegetariano, comenzó a comer carne y  alimentos grasos después de su trasplante. Sus preferencias musicales también cambiaron de ser un amante  del heavy metal a preferir musica años cincuenta . Todas estas preferencias resultaron ser las preferencias de David también. En otro caso, una niña de 8 años de edad que había recibido un trasplante de corazón de una niña de 10 años de edad, que había sido asesinada, comenzó a tener pesadillas con el asesino del donante. Después de varias consultas con un psiquiatra, se decidió que la policía debe ser avisada El destinatario de 8 años de edad, fue capaz de identificar pistas claves sobre el asesinato, entre ellos quién era el asesino, cuándo y cómo ocurrió, e incluso las palabras pronunciadas por el asesino de la víctima. Sorprendentemente, la totalidad del testimonio resultó ser cierto y el asesino fue condenado por su crimen.

73 casos diferentes estudiados por  Pearsall  apuntan al hecho de que tanto el cerebro y el corazón contienen información importante acerca de una persona. Según su análisis, la comunicación celular que se produce en todo el cuerpo en una base continua puede continuar ocurriendo después de que un órgano ha sido retirado de una persona y trasplantadas a otro. La información del donante parece instalarse en la memoria del receptor. Los críticos argumentan que tal fenómeno no es posible, pero la prueba está en los propios casos. En un caso, una niña árabe de 3 años de edad, recibió un trasplante de corazón de un niño judío de 8 años de edad, quien murió en un accidente de coche. Después de la cirugía, la muchacha pidió un tipo de dulce judío que, antes de la cirugía, ella ni siquiera sabía que existía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s