LOS SERES INORGANICOS/ siempre hay mas de lo que ves.


Uno de los hallazgos más valiosos de los videntes que poblaron centro américa hace miles de años, al menos para ellos, fue el des­cubrimiento de que la vida orgánica no es la única forma de vida presente en esta tierra. Los seres orgánicos no son las únicas criaturas que tienen vida. Para los videntes, el estar vivo significa tener con­ciencia. Para el hombre común, tener conciencia significa ser un organismo. Ahí es donde difieren los videntes. Para ellos, tener conciencia signifi­ca que la base que crea la conciencia está encajonada dentro de un receptáculo. Los seres orgánicos vivientes tienen un capullo que encierra las emanaciones, al que se conoce por Huevo Luminoso. Pero hay otras criaturas, seres inorgánicos cuyos receptáculos no parecen capullos para el vidente. Pero sí contienen las bases de la con­ciencia y muestran características de vida que no son la reproducción y el metabolismo, como las emociones desgarradoras, la tristeza, la alegría, la ira y etcétera, etcétera. Y que no se me olvide la mejor: el amor; un tipo de amor que el hombre ni siquiera puede concebir. Si consideramos como clave lo que los videntes ven, la vida es en verdad extraordinaria. Lo maravilloso es que esos seres se dejan ver todo el tiempo. Y no sólo se dejan cono­cer por los videntes sino también por el hombre común. El problema es que toda nuestra energía utilizable es consumida por el mundo cotidiano, el mundo social de rutinas diarias. La mente del hombre no sólo la usa toda, también endurece al Huevo Luminoso al grado de volverlo inflexible. Bajo esas circunstancias no hay interacción posible. Aunque en ciertos momentos si la hay. Debido a que sus campos de energía son más intensos, los seres orgánicos son generalmente los que inician la comunicación con los seres inorgánicos, pero una sutil y sofisticada relación que siempre resulta es iniciativa de los seres inorgánicos. Una vez rota la barrera, los seres inorgánicos cambian y se convierten en lo que los videntes llaman aliados. A partir de ese mo­mento los seres inorgánicos pueden anticipar los más recónditos pensamientos o estados de ánimo o temores de los videntes. Tanta devoción de parte de los aliados hechizó a los mismos hechiceros, los antiguos videntes. Hay historias de que los antiguos videntes conseguían que sus aliados hicieran lo que ellos les pedían. Esa es una de las razones por las que creían en su propia invulnerabilidad. Los seres inorgánicos no son tan abundantes como los orgánicos, pero que esto queda compensado, en cierta medida, por el mayor número existente de conciencia inorgánica. Los organismos perte­necen a una sola conciencia, mientras que los seres inorgáni­cos pertenecen a siete, las diferencias entre los seres inorgánicos son más vastas que las diferencias entre los organismos. Además, los seres inorgánicos viven infinitamente más que los organismos. Este detalle, es lo que impulsó a los antiguos videntes a ver todo lo que pudieron, acerca de los aliados. La vida y la conciencia, siendo exclusivamente una cuestión de energía, no son propiedad exclusiva de los organismos. Los videntes han visto dos tipos de seres conscientes en la tierra: los seres or­gánicos y los seres inorgánicos; y que comparando unos con otros, han visto que ambos son masas luminosas, traspasadas desde todo ángulo imaginable por millones de filamentos ener­géticos del universo. La diferencia entre una clase y la otra radica en su forma y en su grado de luminosidad. Los videntes no tienen ningún problema en interactuar con ellos. Los seres inorgánicos poseen el ingrediente crucial para esta interacción: conciencia de ser. Esos seres son atraídos por nosotros, estando obligados a interactuar con nosotros. La dificultad con los seres inorgánicos es que su conciencia de ser es muy lenta en comparación con la nuestra. De allí que es aconsejable tener paciencia y saber esperar. Tarde o temprano se nos presentan. Pero no como tú o yo lo haríamos. Tienen una manera muy peculiar de hacerse notar. Se materializan, a veces, en el mundo diario, delante de nosotros. La mayoría de las veces, su presencia es invisible y se caracteriza por una sacudida del cuerpo entero, una especie de estremecimiento que sale desde el tuétano. También puedo decirte que algunos seres inorgánicos pueden ser peor que la peste. Con el miedo que nos hacen sentir debido a su configuración energética, pueden fácilmente volvernos locos de remate. En los tiempos antiguos la gente se asociaban con ellos. Los convertían en aliados. Formaban alian­zas, y creaban extraordinarias amistades. El secreto es no temer a los seres inorgánicos. La forma con la cual se les debe encarar es de poder y de abandono. Así se debe co­dificar el siguiente mensaje: “no te temo. Ven a verme. Si lo haces, te daré la bienvenida. Si no quieres venir, te voy a extrañar.”Con un mensaje como éste les entra tanta curiosidad que no pueden dejar de venir. ¿Y porque llamarlos o buscarlos?. Porque para nosotros, los seres inorgánicos son una nove­dad. Y para ellos, la novedad es que uno de los nuestros cruce los limites de su reino. Toparse con ellos es algo inevitable. Lo único que uno puede hacer es tener siempre en cuenta que, con su espléndida conciencia de ser, los seres inorgánicos ejercen una tremenda atracción sobre nosotros pudiendo trans­portarnos fácilmente a mundos indescriptibles. Los videntes de la antigüedad fueron los que les dieron el nombre de aliados. Sus aliados les enseñaron a moverse a universos no humanos. Cuando transportan a uno, lo transportan a mundos más allá de lo humano. Esa es la atracción de su ine­vitable presencia.

Anuncios

Un pensamiento en “LOS SERES INORGANICOS/ siempre hay mas de lo que ves.

  1. Es fasinante la riqueza que se encuentra en este reportaje. La realidad de la vida en este Universo que intenta hacerse conciente, supera las más alocadas fantasías.

    Lleguemos al Paraíso… vamos, solo hace falta aprender a vivir como mortales, sin el tonal. La clave de 48 letras y 8 palabras es: “CARTA DE DESCONSTITUCIÓN UNIVERSAL DE LOS SERES ATENTOS”. Ya tiene dos votos.

    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s