NO SOMOS FELICES/hay que mantener la llama viva


La sociedad está podrida. La gente va de un lado a otro, pasando de largo sobre cualquier cosa que importe realmente en su vida. Incluso aquellos que parecen observarla desde fuera porque dicen no seguir la corriente, y se dan cuenta de la mierda que consume nuestras mentes y nuestras almas, no terminan de evadirse de la corrupción que nos bombardea y nos rodea en cada momento de nuestras insulsas vidas. El tiempo de la espiritualidad, del honor y de la coherencia ha sido sustituido y nos ha abandonado forzadamente. Ahora vivimos bajo un orden basado en la mezquindad y el egoísmo, y la hipocresía es la reina en las relaciones sociales. Y no somos felices.

Muy pocos son ya los que conservan una pequeña llama interior que consciente o inconscientemente agita sus conciencias, recordando que en otro tiempo, aunque el mundo material fuera oscurecido por los males que azotan a la humanidad desde el principio de su existencia, predominó la paz interior en los corazones de los hombres, que tenían fuertemente enraizada la esencia verdadera de la vida, la cual les guiaba hacia la luz y les enseñaba a despreciar las tinieblas que conforman la oscura autodestrucción a la que ahora somos propensos.

El valor de lo material, un valor frágil y pasajero, maligno y tentador, ha borrado de nuestras conciencias la importancia de lo espiritual y de la esperanzadora pasión que ello nos infunde a la hora de enfrentarse con la vida, con los demás y con uno mismo.

Quien vea ciertos estos razonamientos puede decidir ser sincero con uno mismo y tratar de mantenerse sobre la época que le ha tocado vivir, o incluso luchar, casi siempre vanamente, por mantener vivas esas pequeñas llamas que van perdiendo fuerza y apagándose, tal y como viven y sobreviven los héroes contra el tiempo.

Anuncios

Un pensamiento en “NO SOMOS FELICES/hay que mantener la llama viva

  1. Interesantísimo artículo.
    Efectivamente, nos hemos echado encima realidades repugnantes y miserables. Quiero decir que desde que surgió la especie Homo sapiens, la razón asumió la jefatura del universo, con un golpe de estado contra la voluntad. El ser humano siempre se creyó inmortal, y aún hoy, como desde hace 150.000 años, mantenemos las amarras. seguimos esforzándonos y compitiendo. La humanidad comenzó cuando se apostó a vivir como si fuéramos inmortales. Desde entonces, las ideas del mundo, individuales y colectivas, son absurdas. El tonal aparece como guardia de la voluntad, un elemento que ordena al nagual para encajarlo en su absurda idea del mundo basada en la supuesta inmortalidad. Los tonales no están de acuerdo y luchan entre si por mantener en pie la propia idea del mundo.

    Carajo !, si, estamos obligados a trabajar, seguimos gobernando la propia mente y pretendiendo gobernar el mundo, estamos luchando en nuestra competición que asesina a la Tierra, sin saber, que todo el esfuerzo que estamos haciendo, es completamente inútil, y además, danino, pues va en contra del fluir natural del universo.
    El Paraíso acontece cuando aprendemos a vivir como mortales. Está por pasar, por supuesto, aunque nadie quiera ni pueda soltar las cadenas.

    El trabajo obligatorio, el dinero, las fronteras, el estado, los gobiernos, los ejércitos…,en fin,… todo este mundo miserable de ricos y pobres, va a desaparecer, tiene que desaparecer, o la Tierra muere a causa de la miseria a la que la sometemos con nuestra lucha. El mundo del tonal, el mundo ordenado, no tiene sentido.
    Somos mortales y tenemos que salir de la trampa energética que supuso el creerse inmortal y actuar conforme a eso para sostener la creencia… es decir, estamos en las puertas del Paraíso, el mundo de la voluntad.

    Gracias por leer. Es improvisado mi mensaje, pero tiene un poder peculiar, por lo que aludo: “Llegando al paraíso”. Esas 17 letras las buscan en google. Yo he podido abandonarme a eso comprendiendo. Por fin encontré lo que buscaba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s